Una Dosis De Hongos Psicodélicos Puede Reducir La Depresión Durante Cinco Años

Los científicos siguen descubriendo grandes beneficios para la salud del uso de sustancia psicodélicas como son los los hongos psilocibios. Las investigaciones han descubierto que una sola dosis de hongos psicodélicos puede aliviar en gran medida la depresión y la ansiedad, especialmente en los pacientes con cáncer.

El ingrediente activo que se encuentra en los hongos psicodélicos puede aliviar los síntomas de la ansiedad y la depresión. La investigación ha visto una mejora convincente en los niveles de ansiedad y estrés de los pacientes de cáncer en particular.

La psilocibina es un compuesto que se encuentra en los hongos psicodélicos y puede utilizarse con la psicoterapia para reducir drásticamente la ansiedad y la depresión. Según un estudio realizado por la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, hubo una gran mejora en la preocupación «emocional y existencial» que experimentan muchos pacientes de cáncer.

Los científicos investigaron un informe sobre el compuesto realizado en 2016. El informe decía que «mejoras inmediatas, sustanciales y sostenidas en la ansiedad y la depresión» después de recetar psilocibina a los pacientes de cáncer. Descubrieron que los efectos positivos de la psilocibina han continuado incluso después de casi cinco años.

Los investigadores dijeron que «los participantes, de manera abrumadora (71% a 100%), atribuyeron cambios positivos en sus vidas a la experiencia de la terapia asistida con psilocibina y la calificaron como una de las experiencias personalmente más significativas y espiritualmente significativas de sus vidas».

El Dr. Stephen Ross, investigador principal del estudio de 2016 declaró como resultado: «Sumándose a la evidencia que data desde los años 50, nuestros hallazgos sugieren firmemente que la terapia de psilocibina es un medio prometedor para mejorar el bienestar emocional, psicológico y espiritual de los pacientes con cáncer que amenaza la vida».

Investigaciones como ésta demuestran que muchas drogas recreativas (¡sí, hay más!) pueden ser usadas como un activo médico legítimo. La recuperación de enfermedades médicas físicas como el cáncer puede ver un proceso de recuperación más suave con la ayuda de nuestros queridos hongos.