Spray Nasal De Cocaína Es Aprobado Por La Administración de Alimentos y Medicamentos De EEUU

El nuevo aerosol, llamado Numbrino, funciona como un anestésico local para cirugías en las cavidades nasales. Y es sólo para adultos.

La cocaína medicinal ha existido desde hace ya algunos años, ahora hay un spray nasal aprobado por la FDA, hecho con cocaína totalmente legal y de grado farmacéutico.

La empresa farmacéutica Lannett Company anunció que su nuevo aerosol nasal de clorhidrato de cocaína, llamado Numbrino, aprobó dos ensayos clínicos aleatorios doble ciego de fase III.

«La aprobación de la FDA de nuestro producto de clorhidrato de cocaína, la primera aprobación de la NDA que incluye ensayos clínicos completos en la historia de la compañía, marca un hito importante en los más de 70 años de operaciones de Lannett», dijo Tim Crew, director general de la compañía Lannett, en un comunicado de prensa. «Creemos que el producto tiene el potencial de ser una opción excelente para la indicación etiquetada. Esperamos lanzar el producto en breve…».

Aunque el aerosol nasal de Lannett puede ser nuevo, el uso de la cocaína en la medicina moderna no lo es. A diferencia de la hierba, que se considera una droga de la Lista I en los EE.UU. – lo que significa que no tiene un uso médico aceptado – la cocaína es una droga de la Lista II, lo que significa que tiene algún uso médico aceptado. Aunque el uso medicinal de la cocaína no está tan extendido como a principios del siglo XX, en raras ocasiones se ha administrado como analgésico tópico para cirugías menores.

La administración nasal de coca de grado farmacéutico tampoco es nueva. En los años 80, el investigador de drogas Ronald K. Siegel, PhD. con base en Los Ángeles, probó si el olfateo de crack podía controlar el dolor de la artritis. El estudio demostró con éxito que esnifar crack farmacéutico – o cocaína libre – podía controlar eficazmente el dolor crónico sin desencadenar el característico subidón adictivo de la cocaína. Sin embargo, los pacientes informaron que se sentían incómodos al esnifar líneas de cualquier droga para obtener alivio, y algunos sujetos del estudio se volcaron a la cocaína comprada en la calle después de que Siegel revelara la verdadera identidad de la droga del estudio.

Últimamente, los aerosoles nasales farmacéuticos para los nuevos medicamentos se han convertido en la moda. El año pasado, el Presidente Trump ordenó a la VA que comprara un aerosol nasal de ketamina aprobado por la FDA para tratar la depresión en los veteranos de combate. En diciembre, una compañía con sede en Oregón anunció que comenzaría a desarrollar un aerosol nasal para administrar psilocibina, el componente psicodélico de los hongos. Y en caso de que se lo pregunte, los aerosoles nasales a base de marihuana ya existen desde hace algunos años, pero ninguno está aprobado por la FDA.

Así que, ahí lo tienen: El gobierno de los EE.UU. reconoce la cocaína como una medicina legítima, pero la cannabis sigue siendo considerada tan peligrosa como la heroína.