Legalizar el cannabis medicinal reduce el consumo de marihuana entre los adolescentes

EUROPA PRESS – Legalizar el cannabis medicinal reduce el consumo de marihuana entre los adolescentes.

El estudio, publicado este en la revista ‘American Journal of Drug and Alcohol Abuse’, utilizó los resultados de una encuesta anónima realizada a más de 800.000 estudiantes de secundaria en 45 estados para calcular la cantidad de adolescentes que fuman cannabis.

La cantidad de fumadores adolescentes de cannabis era un 1,1 por ciento menos en los estados que habían promulgado leyes de marihuana medicinal, en comparación con los que no lo habían hecho, incluso cuando se tenían en cuenta otras importantes variables como las políticas anti tabaco y alcohol, las tendencias económicas o las características demográficas.

Cuando se observaron subgrupos de adolescentes en particular, esta reducción se hizo aún más pronunciada. Por ejemplo, un 3,9 por ciento menos de afroamericanos y un 2,7 por ciento menos de hispanos ahora consumen marihuana en estados con donde se ha legislado su uso médico.

A medida que la encuesta se realizó durante un período de 16 años, los investigadores pudieron comparar los cambios en el uso de marihuana de los adolescentes en estos estados con los que no lo tienen legislación específica, lo que les permitió identificar con mayor precisión los efectos de estas normas. El estudio evidenció que cuanto más tiempo habían estado vigentes las leyes, mayor era la reducción en el consumo de marihuana en los adolescentes.

“Algunas personas han argumentado que despenalizar o legalizar la marihuana medicinal podría aumentar el consumo de cannabis entre los jóvenes, ya sea facilitándoles el acceso o haciendo que parezca menos perjudicial. Sin embargo, se produce el efecto contrario. No pudimos determinar por qué esto es así, pero otras investigaciones han sugerido que, después de la promulgación de las leyes de marihuana medicinal, las percepciones de los jóvenes sobre el daño potencial de la marihuana aumenta”, explica una de las investigadoras, Rebekah Levine Coley.

A diferencia de las leyes sobre marihuana medicinal, la despenalización de su uso recreativa no tuvo un efecto notable en el consumo de cannabis por parte de los adolescentes, excepto por una pequeña disminución en el consumo de marihuana entre los jóvenes de 14 años y las personas de origen hispano, y un aumento en el uso entre los adolescentes blancos. Ninguna de las políticas tuvo ningún efecto sobre los usuarios frecuentes de marihuana, lo que sugiere que estos estudiantes no son fácilmente influenciados por las leyes estatales.