Las Películas Más Locas Sobre LSD Que Tienes Que Ver

Las películas sobre drogas son un poco complicadas. Aparte de «Trainspotting» y «Trash» de Paul Morrissey, ¿cuándo fue la última vez que recordaste una película divertida sobre la heroína? Es sorprendente ver el rostro de las personas después de ver filmes como «Réquiem por un sueño», pareciera que acababan de ser golpeados en la cara con una pala. Pero las películas de LSD son casi todas sobre lo visual, y los cineastas se divertían mucho tratando de traducir esa experiencia en una película. El director Roger Corman tomó ácido antes de hacer » The Trip», ya sabes para la autenticidad. Otto Preminger se tropezó con Timothy Leary antes de que filmara «Skidoo» y ya conoces el resultado. Aquí te dejamos doce películas sobre el LSD que te llevarán desde el terror y el miedo, a la era del amor libre, pantalones acampanados y luces estroboscópicas.

The Tingle (1959)

La primera mención en un medio de comunicación del nombre y el efecto del psicodélico LSD-25 fue en la película clase «B» de William Castle en 1959 «The Tingle» (tuvo cierto éxito en México y América Latina como film de terror con el nombre «El aguijón de la muerte»). EL filme trata sobre un doctor que investiga el «miedo», usando LSD inyectado para inducir pesadillas y registrando su experiencia en una grabadora. En cuestión de segundos su visión se difumina, la habitación se cierra sobre él y un esqueleto en su laboratorio lo tiene gritando como una señorita.

The Trip (1967)

Peter Fonda interpreta a un director de comerciales de televisión que decide experimentar con el LSD. Bruce Dern es su «guía» para este viaje de autodescubrimiento. Pero cuando Fonda empieza viajar su cerebro sale corriendo de la casa y se embarca en la más grande aventura de su vida.

Wild In The Streets (1968)

Christopher Jones interpreta a Max Frost estrella de rock mesiánica, quien con el apoyo popular,es elegido como el Presidente de Estados Unidos. A sus 24 años, creó una nación a su imagen y semejanza, donde más del 50% de la gente tiene menos de 25 años, los congresistas consumen LSD y todo es rock and roll y libertad, incluso dentro del propio Congreso. Por lo tanto, refleja una utópica sociedad de ficción donde también dicha manera de vivir puede tener sus consecuencias negativas.

Psych-Out (1968)

«Escuchen el sonido del púrpura» gritaban los anuncios de esta divertida película producida por Dick Clark (!). Está protagonizada por Susan Strasberg como una joven sorda fugitiva de 17 años que llega a Haight-Ashbury en el apogeo de la escena hippie. Buscando a su hermano perdido se encuentra con el guitarrista Stoney (interpretado por un joven Jack Nicholson con cola de caballo) que la toma bajo su ala y la lleva en su fea camioneta pintada de forma psicodélica. Recurren a la ayuda de Dave (Dean Stockwell, de pelo largo) que vive en una caja en el tejado y dice cosas como «Es un gran problema de plástico, tío». Cuando encuentran a su hermano (Bruce Dern) es un hombre santo que vive en el basurero de la ciudad y predica «Dios está vivo y bien en un terrón de azúcar».

Riot On Sunset Strip (1967)

Aldo Ray interpreta a un capitán de policía que trata de mantener la paz en las calles mientras su hija rebelde (Mimsy Farmer) se junta con una pandilla a la que le gusta irrumpir en casas de desconocidos y hacer fiestas. A ella se le da LSD y entra en un fabuloso baile alargado de locura que sigue y sigue y sigue hasta que su cerebro explota. Algunas escenas fueron filmadas durante los disturbios del 12 de noviembre de 1966 en el emblemático tramo de Sunset Boulevarden Los Ángeles, un episodio que enfrentó a los jóvenes y las autoridades de la ciudad y que dejó huella en la contracultura californiana.

Hallucination Generation (1966)

Es un filme en blanco y negro con excepción de las escenas de consumo de ácido, rodadas en colores. George Montgomery (con un medallón de queso en el cuello) es Eric, un gurú autoproclamado, químico aficionado y traficante de drogas de mala muerte que reúne a los niños en su columpio y les pone sus brebajes caseros en sus bebidas. Un joven vagabundo cuyos padres le cortaron el paso se encuentra bajo su hechizo y se desliza hacia una vida de crimen y drogas. Hay secuencias psicodélicas graciosas en esta película cuyos anuncios gritaban: «¡Esta noche estás invitado a una fiesta de pastillas!» ¡Vaya, gracias!

The Big Cube (1969)

Lana Turner interpreta a una famosa actriz de teatro cuya hija Lisa (Karin Mossberg) ha estado saliendo con una multitud de «drogadictos» en un club llamado The Trip. Lisa se junta con un cazador de fortunas llamado Johnny Moss (George Chakiris) y ellos conspiran para darle a mamá sedantes con LSD para volverla loca y heredar su dinero. El final de la película es muy emocionante, ya que la experiencia de Lana con el LSD se representa en un escenario frente a un público, y George Chakiris se arrastra por el suelo de un apartamento de mala muerte tragando cubos de ácido y balbuceando a una hormiga.

Mantis In Lace (1968)

Una película bizarra (también conocida como Lila) sobre una chica a go-go psicótica que atrae a los hombres a un almacén abandonado mientras les asusta con LSD y los ataca con un cuchillo de carnicero. La cinematografía es de Laszlo Kovacs (Easy Rider) y el DVD de Something Weird Video tiene más de 100 minutos de tomas nunca antes vistas.

Skidoo (1968)

Otto Preminger hizo un musical de LSD de la contracultura protagonizado por gente mayor. Jackie Gleason interpreta a un ex-mobster que se escapa de la cárcel dosificando ácido y volando en un globo aerostático. Carol Channing grita la canción del título con un traje de almirante diseñado por Rudi Gernreich. Hay cameos de Mickey Rooney, George Raft, César Romero, Burgess Meredith y Peter Lawford. Y los créditos finales son cantados en su totalidad por Harry Nilsson mientras Groucho Marx (como Dios) se va fumando un porro. Esto te asustará y te alejará de las drogas para siempre, o puede que pasa lo contrario.

The Acid Eater

El trabajo de oficina puede llegar a ser muy monótono para un grupo de trabajadores que tiene que ir todos los días a ganarse el pan. Pero todos los viernes encuentran una vía de escape en sus aburridas vidas y todos juntos van a la Pirámide Blanca, una torre de unos 15 metros de altura hecha de LSD.

En plena época de la contracultura y del movimiento hippie, Byron Mabe (El clan de los Doberman, Mrs. Sundance) dirige está película sobre el consumo del LSD y el estado de la sociedad americana de aquellos años.

Alice in Acidland

Este filme nos cuenta la historia de una adolescente, Alice, que es adentrada por su compañera de instituto en el psicodélico mundo de los estupefacientes. A partir de aquí todo serán drogas, alcohol y muchos desnudos, hasta que un mal viaje de ácido la haga verse atrapada en un hospital psiquiatra.

Blue Sunshine (1978)

Otra estupenda película del director Jeff Lieberman con una premisa realmente salvaje en la que se muestra a gente perdiendo el pelo y en una serie de homicidios. Zalman King interpreta a un joven falsamente acusado de uno de los asesinatos que corre por ahí tratando de limpiar su nombre. Todos los caminos conducen a un lote de LSD que fue tomado en la Universidad de Stanford hace más de 10 años. Mark Goddard interpreta a un político de basura en el centro de este extraño misterio. ¿Quién sabía que si dejabas caer ácido te convertirías en un psicópata sin pelo? Las películas te enseñan todo.

Si te preguntas en donde puedes ver todas estas películas, no te preocupes todas las puedes encontrar en Youtube.