El Chocolate Podría Alterar la Potencia del THC

Las personas que consumen comestibles a base de chocolate como los brownies de marihuana podrían estar consumiendo más THC de lo que esperaban.

A partir de este otoño, será legal vender comestibles de cannabis en cualquier lugar de Canadá. Al igual que California y la mayoría de los demás estados de los Estados Unidos que han legalizado los productos alimenticios con infusión de hierba, el gobierno canadiense está regulando estrictamente estos productos, imponiendo límites al contenido total de THC y exigiendo que se realicen pruebas obligatorias para garantizar que se cumplan estos límites.

Pero una nueva investigación llevada a cabo por un laboratorio de pruebas de cannabis de California puede obligar a los funcionarios de salud a revisar sus reglamentos. Esta investigación, dirigida por David Dawson de CW Analytical Laboratories, descubrió que el chocolate puede interferir con las pruebas de potencia de THC. Debido a esta interacción, los productos populares como los brownies de marihuana y las barras de chocolate infundidas pueden fallar en las pruebas de potencia incluso si contienen una cantidad legal de THC.

Dawson le dijo al Science Daily que su laboratorio de pruebas en Oakland «notó, de manera anecdótica, algunas variaciones extrañas en la potencia dependiendo de cómo preparamos las muestras de chocolate para las pruebas». Dawson decidió investigar más a fondo y descubrió que las variaciones en la cantidad de chocolate, el tipo de chocolate u otros factores podrían hacer que la prueba de potencia del THC fuera menos precisa.

«Cuando teníamos menos chocolate con infusión de cannabis en el frasco de muestra, digamos 1 gramo, obtuvimos potencias de THC más altas y valores más precisos que cuando teníamos 2 gramos del mismo chocolate infundido en el frasco», explicó Dawson. «El simple hecho de cambiar la cantidad de muestra en el vial podría determinar si una muestra pasa o falla, lo que podría tener un gran impacto en el productor de las barras de chocolate, así como en el cliente que podría estar por de bajo o encima de la dosis que le vendieron, debido a esta extraña rareza».

Dawson citó un ejemplo de las regulaciones de los comestibles de California para ilustrar las «grandes apuestas» involucradas en las pruebas de potencia del cannabis. «Si un producto de cannabis comestible se prueba un 10% por debajo de la cantidad en la etiqueta, la ley de California establece que debe ser reetiquetado, con un tiempo y un costo considerables», dijo a Science Daily. «Pero es aún peor si un producto prueba un 10% o más por encima de la cantidad etiquetada – entonces todo el lote debe ser destruido.»

Los investigadores presentarán sus hallazgos en la American Chemical Society Fall 2019 National Meeting and Exposition a finales de esta semana. Dawson tiene la intención de continuar su investigación, con el fin de descubrir exactamente qué ingrediente del chocolate puede ser responsable de estos efectos. Hasta ahora, los investigadores sospechan que el contenido de grasa de los ingredientes puede estar interfiriendo con los resultados de las pruebas de THC, ya que se sabe que el THC es soluble en grasa.

Si esto es cierto, puede tener implicaciones fuera de los comestibles a base de chocolate, ya que cualquier producto de cannabis que contenga alguna forma de grasa -incluso productos no comestibles como lociones para la piel- puede correr el riesgo de no superar una prueba de potencia de THC. Los investigadores también investigarán si las pruebas de potencia para el CBD u otros cannabinoides también pueden ser rechazadas por el chocolate o las grasas. Esta última investigación puede ser especialmente útil para la Administración de Alimentos y Medicamentos, que está trabajando activamente para desarrollar regulaciones para los alimentos y bebidas infundidos por el CDB.