5 Atletas Que Han Consumido Psicodélicos Como Terapia

Los investigadores afirman que psicodélicos como la ayahuasca, la psilocibina, la ketamina, la ibogaína y el 5-MeO-DMT resultan muy beneficiosos para los atletas profesionales debido a su alto potencial terapéutico. El esfuerzo que hacen los atletas de deportes de alto impacto para triunfar va más allá de lo personal y lo físico. Los investigadores han descubierto que los golpes repetidos en la cabeza y las conmociones cerebrales pueden tener efectos perjudiciales a largo plazo en el cerebro: dolores de cabeza, mareos, falta de memoria, insomnio, ansiedad, depresión, agresividad y, en algunos casos, el deseo de matarse a sí mismo o a otros.

Según un estudio de 2018 publicado en la revista Cell Reports, los psicodélicos pueden aumentar las conexiones entre las neuronas y esencialmente recablear el cerebro. Estos cambios estructurales sugieren que las drogas psicodélicas pueden tener el secreto para reparar los circuitos en el cerebro que causan trastornos del estado de ánimo y la ansiedad.

«La gente ha asumido durante mucho tiempo que los psicodélicos son capaces de alterar la estructura neuronal», según David Olson, profesor adjunto de los departamentos de Química y de Bioquímica y Medicina Molecular, que dirigió el equipo de investigación, «pero éste es el primer estudio que apoya claramente y sin ambigüedades esa hipótesis».

Las terapias convencionales de salud mental han ofrecido poca ayuda. Pero un número creciente de atletas profesionales está encontrando el camino de vuelta a una vida mejor con una terapia menos convencional: los psicodélicos. Estos cinco atletas están liderando el camino de la terapia psicodélica.

Daniel Carcillo

Daniel Carcillo, es un ex jugador profesional de hockey, conocido por ser un jugador violento y explosivo, haciéndole honor a su apodo, coche bomba. Era rápido en el hielo, pero aún más rápido para lanzar golpes a sus oponentes. Durante sus 10 años de carrera, se le diagnosticaron siete conmociones cerebrales, pero cree que sufrió al menos 100.

El traumatismo en su cerebro tuvo un efecto duradero. Sufrió de sensibilidad a la luz, dificultad para hablar, dolores de cabeza, presión en la cabeza, insomnio, control de impulsos. Se sentía abrumado por la angustia. La medicación y la psicoterapia no le ayudaban. A veces se sentía tan desesperado que se sentaba en su camión y contemplaba cómo podía matarse. Recurrió a la ayahuasca en busca de ayuda.

La experiencia de Carcillo no es un hecho aislado. La ex estrella de la NFL Kerry Rhodes le dijo a Gumbel que luchaba contra síntomas similares y temía que estuviera sufriendo los primeros signos de CTE, la enfermedad cerebral degenerativa que han sufrido docenas de ex jugadores de fútbol americano profesional y de otros deportes de contacto como resultado de repetidas conmociones cerebrales. Al igual que con Carcillo, la ayahuasca transformó su vida para mejor.

Ian McCall

Los ex luchadores de la UFC Ian McCall y Dean Lister compartieron historias similares el en programa de entrevistas Real Sports de Bryant Gumbel Gumbel, en HBO, sobre cómo la medicina psicodélica les ayudó a calmar su angustia mental y su adicción a las drogas y al alcohol para que pudieran vivir vidas más satisfactorias. Esperan “pasarla” a otros ex luchadores de la UFC que luchan con sus propios demonios.

Riley Cote

El ex jugador de hockey profesional Riley Cote, alias el Enforcer, no era ajeno a los hongos de psilocibina. Pero en un testimonio en Cult Culture dice que los usaba “sin entender sus propiedades terapéuticas y medicinales”.

Tras jubilarse a los 28 años, agobiado por el deterioro de la salud mental y los problemas de adicción, se dirigió a una clínica en Jamaica, un lugar que llamó un “contenedor seguro”. Allí, su viaje de psilocibina fue guiado por un grupo de “sanadores de verdad”. Se dio cuenta de que los hongos podían curar su mente y mejorar su bienestar mental.

“Sólo hace falta un poco de valor para salir de la caja y confiar en los hermosos dones de la Madre Naturaleza con los que nos ha bendecido”, dijo. Ahora, 10 años después, tiene una nueva perspectiva de la vida.

Lamar Odom

La ex estrella de la NBA Lamar Odom atribuye a la ketamina y la ibogaína el haberle salvado de una debilitante adicción a las drogas. Empezó a usarla debido a la ansiedad y a traumas pasados. Su intervención psicodélica fue presentada en la película Lamar Odom Reborn, dirigida por Mike “Zappy” Zapolin.

Mike Tyson

El ex campeón de boxeo de peso pesado Mike Tyson acreditó su vuelta al ring de boxeo a los 54 años al 5-MeO-DMT. Durante su viaje, dijo: “la medicina me dijo que me pusiera en forma”. El 28 de noviembre, 15 años después de su última pelea, Tyson se enfrentó a Roy Jones Jr., ambos rejuvenecidos y 100 libras más ligeros.

Con información de Psychedelic Spotlight vía Benzinga