A varios días después de la legalización de la marihuana recreativa en Nevada, las tiendas se enfrentan a una escasez del producto

Foto AP
A varios días después de la legalización de la marihuana recreativa en Nevada, las tiendas se enfrentan a una escasez del producto
3.3 (66.67%) 3 votes

Hay simplemente demasiadas personas comprando marihuana en Nevada. O por lo menos, muchísimas más de las que se esperaba el estado. Solo unos días después de que la venta de este producto se legalizara en Nevada, los comerciantes autorizados a venderlo reportan que no tienen suficiente marihuana para cubrir la demanda y que necesitarán más muy pronto.

“La cola de personas se extiende y sale de la tienda. No paran de venir”, le comentó Al Fasano, el director de operaciones de la tienda de marihuana ReLeaf, a la CNN. “La gente está aquí cuando abrimos [a las 10 de la mañana] y cuando cerramos [a medianoche]”.

Según Fasano, los clientes que han comprado el producto en su tienda no se limitaban a personas de Nevada. Muchos de los compradores eran turistas que no eran del estado.

Nevada se convirtió en el quinto estado en permitir la venta y consumo de marihuana para el uso recreativo en 2016, pero la transacción en sí no era legal hasta el 1 de julio de este año. La venta de marihuana medicinal ya era legal.

Para comprarlo, uno debe ser mayor de 21 años y debe presentar una identificación del gobierno. Se permite comprar hasta 28 gramos de marihuana en su forma natural y 3.5 gramos en una forma concentrada. La ley prohíbe consumir la sustancia en público, automóviles en movimiento, hoteles o casinos. Hay 47 tiendas con permisos para vender marihuana en el estado.

La escasez se debe a una disputa sobre cuáles entidades están autorizadas para transportar y entregar la marihuana. La ley dice que solamente los distribuidores de alcohol pueden transportar el producto de las granjas a las tiendas durante los primeros 18 meses. No obstante, según el estado, cuando llegó la hora de empezar los trámites, los distribuidores dijeron que no querían ser transportistas.

Fue entonces cuando el estado decidió permitir que otras entidades transportaran el producto, pero cuando lo hizo, el grupo industrial de los distribuidores de alcohol le demandó. Un juez luego declaró que estos tenían el derecho exclusivo de transportar marihuana en el estado. Actualmente, el estado afirma que ninguno de los distribuidores cumple con los requisitos necesarios para obtener la licencia especial.

Para intentar cumplir con la demanda de los clientes, el gobierno del estado está considerando adoptar regulaciones “de emergencia”. Esto permitiría que el gobierno considere a un rango más amplio de transportistas para entregar la marihuana a las tiendas. En un comunicado, representantes de hacienda comentaron que el gobernador del estado, Brian Sandoval, estaba de acuerdo con la decisión.

El estado también ha permitido que los comerciantes vendan su marihuana designada para uso medicinal como marihuana para uso recreativo.
Oficiales con el estado comentan que si no se resuelve el problema de los transportistas, podría causar un impacto negativo en esta industria y en las escuelas del estado. Declaran que los empresarios han invertido millones de dólares en la industria y han contratado a miles de empleados para cubrir la demanda.

“Si el problema de los distribuidores no se resuelve rápido, la incapacidad para entregar el producto a las tiendas conducirá a que muchas de estas personas pierdan su trabajo y detendrá el crecimiento de este nuevo mercado”, afirmó una portavoz del departamento de hacienda. “Un efecto negativo en este mercado causará un agujero en el presupuesto para las escuelas del estado”.
La marihuana tiene dos impuestos en Nevada, uno que se tiene que pagar para cultivarla y otro para comprarla. Los cultivadores tienen que pagar un impuesto de un 15%, que va a las escuelas públicas del estado. También hay un impuesto sobre venta de un 10%. El dinero recaudado de la venta va a un fondo de emergencias del estado.

Se estima que los comerciantes vendieron casi 3 millones de dólares en solo tres días.

Fuente Gizmodo, CNN y USA Today