Un “peso pesado” del Partido Republicano dice sí a la marihuana medicinal

La marihuana medicinal no deja de ganar terreno en Estados Unidos, incluso en los territorios donde gobiernan los aliados del conservador presidente Donald Trump. Ahora fue el turno del gobernador republicano de Kentucky, Matt Bevin, de dar su aval al uso médico de la planta.

Matt Bevin, quien es conocido por su cercanía con el movimiento ultraconservador Tea Party, defendió su postura frente a la marihuana después de compartir un doloroso episodio familiar que lo hizo replantear sus prejuicios: la muerte en 2016 de un sobrino de 14 años a causa de un agresivo cáncer.

“Su vida, al final, fue terrible. Libró una batalla muy dura”, reveló el gobernador. “Muchas personas, como él, pasan por esa dificultad y su única alternativa es el uso de drogas farmacéuticas que tienen terroríficos efectos secundarios”.

Las declaraciones de Matt Bevin fueron recopiladas por medios locales después de su participación en un foro de dos horas sobre los beneficios de la marihuana medicinal. Al salir, dijo que estaría “feliz” de firmar una ley que legalice la hierba para fines médicos, aunque adelantó que su apoyo a esa iniciativa dependerá de cómo esté escrita la propuesta de ley.

“Hay un increíble valor medicinal asociado a la marihuana”, añadió. “Los pacientes que la necesiten deberían poder usar esta droga natural que existe para dar alivio cuando se necesita”.

Sus palabras fueron consideradas un primer apoyo a una propuesta de ley que se presentó este martes en la legislatura de Kentucky para despenalizar el uso de la marihuana.

“Escucho a personas que dicen ‘hey, podríamos hacer mucho dinero con esto’. Yo pienso que no deberíamos capitalizar las necesidades médicas de nadie de nuestra comunidad. Si vamos a hacer esto, la marihuana debe ser tratada como cualquier otra droga, con la misma cantidad de impuestos, ni más ni menos”, señaló.

Sobre su postura respecto a la legalización de la marihuana con fines recreativos, Matt Bevin aseguró que está en desacuerdo y que se opondría desde la gubernatura.

Con información de HuffPost