Tienda de lujo abre puertas a adinerados amantes del cannabis

BLOOMBERG – Barneys New York abre sus puertas a los amantes del cannabis en el sur de California.

Sinónimo de adinerados de Manhattan con cierto estatus financiero, la minorista de marcas de lujo decidió aterrizar en la Costa Oeste con su primera oferta de parafernalia costosa y elegante para el estilo de vida ocasionalmente oneroso de algunos de sus clientes.

Ahora que está a punto de lanzarse decidimos echar un vistazo. En el quinto piso del local de Beverly Hills, cruzando la sección de zapatos para hombres, el apartado denominado «The High End» ofrece una variedad de productos exclusivos, como bongs de vidrio soplado a mano de US$ 1,100, moledores de hierba de US$ 1,400 y papelillos para enrollar artesanales franceses. Todos se exhiben de manera elegante en vitrinas y en las paredes en un enclave relajado y minimalista.

Es la primera incursión de la tienda de lujo en la cultura del cannabis, que ha cobrado fuerza rápidamente desde que California permitió la venta de marihuana para consumo recreativo el año pasado. Incluso en una ciudad bastante seria como Beverly Hills, el olor nocturno a cannabis en casas vecinas y en la calle se puede detectar con frecuencia junto a las flores de jazmín.

Matthew Mazzucca, director creativo de Barneys, comentó: «comencé a ver el cambio cultural en Los Ángeles y realmente pareció una buena oportunidad».

La apuesta de Barneys podría iniciar una nueva etapa en la normalización del consumo de marihuana en Estados Unidos. En todo el país han surgido empresas de marihuana a medida que se legaliza la planta en más y más estados para su uso médico y recreativo.

Si bien sigue existiendo un conflicto de leyes dadas las continuas prohibiciones del Gobierno Federal, la economía de la marihuana continúa floreciendo.

Ahora se puede agregar a eso un segmento para los consumidores de marihuana adinerados. A medida que Nueva York se acerca a la legalización total, tiendas como Higher Standards, que se inauguró en el Chelsea Market de Manhattan a fines del año pasado, ofrecen artículos imprescindibles como una pipa de vidrio de US$ 6,000 dólares con forma de patineta. The High End operará en este enrarecido mundo de la marihuana.

Otros artículos a la venta en Barneys incluyen joyería funcional (con un moledor, por ejemplo) o papel especial que puede servir como filtro para tu porro. También se ofrecen productos de belleza, velas y ceniceros de época.

No se emocione demasiado. Barneys no vende productos relacionados con la marihuana reales, aunque los clientes pueden pedir una variedad de porros pre-enrollados, vaporizadores y comestibles empaquetados de manera atractiva por Beboe para su entrega a domicilio.

La idea, señaló el cofundador de Beboe Scott Campbell, es presentar de una manera detallista y adulta algo que había sido parte de una cultura marginal y traspasarlo oficialmente al mundo del lujo.

«Hacemos el mejor producto posible, sin importar cuánto cueste hacerlo, y lo presentamos de una manera que es muy detallista y considerada», afirmó Campbell. «El cannabis es algo que mucha gente se encuentra por primera vez, especialmente en este contexto, y la presentación es muy importante».