Israel despenaliza la marihuana

El gobierno israelí votó a favor de la despenalización del uso recreativo de la marihuana, uniéndose a una lista de piases como los Estados Unidos y algunos otros países europeos que han adoptado un enfoque similar. “Por un lado estamos abiertos al futuro y por otro entendemos los peligros e intentaremos hacer un equilibrio entre ambos”, declaró el primer ministro, Benjamín Netanyahu. Multa económica sí, sanción penal no. Al menos hasta la cuarta ocasión.

De acuerdo con la nueva política, que todavía debe ser ratificada por el parlamento, las personas atrapadas fumando marihuana serían multadas en lugar de ser arrestadas y procesadas. Los procedimientos penales sólo se pondrían en marcha solo cuando la persona sea detenida hasta la cuarta ocasión por el mismo motivo.

La histórica medida se centra básicamente en los primeros usos en la esfera pública. Si una persona mayor de edad es pillada en posesión o fumando en público, será sólo sancionado con una multa de 1000 shekels (255 euros) sin que la Policía abra una causa en su contra. Tampoco lo hará en la segunda ocasión en la que la multa es doble. A la tercera, la Policía podrá abrir una investigación, establecer un tratamiento educativo-informativo así como la suspensión del carné de conducir o la licencia de armas.

Las autoridades sólo se plantearían abrir una causa contra el individuo en la cuarta ocasión en el que sea detenido en la calle. El dinero recaudado se destinará a actividades educativas, terapéuticas e informativas contra las drogas. Aunque también en este caso hay discrepancias porque el Ministerio de Finanzas ya pide que sea enviado directamente a las arcas del Estado.

En el coffee shop ‘Mari y Juana’, situado en Tel Aviv, reina la satisfacción. Y una calma que no está motivada solo por la sustancia que impregna el ambiente del local. “Mi reacción a la decisión del Gobierno es ambivalente. Por un lado, es un paso hacia adelante. Por otro lado, hay muchas reservas ya que parece también como una forma más de recaudar dinero”, dice a EL MUNDO Sigal Neeman, la mujer que hace sólo cuatro meses creó el primer bar a estilo y semejanza de su admirada Ámsterdam.

“Es un importante paso de una nueva política que enfatiza la información y tratamiento en lugar de la criminalización”, afirmó Erdan tras revelar: “Yo he conocido a muchas personas que siendo legales y normativas tienen casos abiertos en la policía debido al uso de cannabis”.

El uso de marihuana es bastante común en Israel. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito ha dicho que casi el nueve por ciento de los israelíes utilizan cannabis, aunque algunos expertos israelíes creen que los números son más altos.

Las cifras de la policía israelí muestran que sólo 188 personas fueron arrestadas en 2015 por el uso recreativo de la marihuana, una caída de 56 por ciento desde 2010, y muchos de los detenidos en ese momento nunca fueron acusados.

Cerca de 25.000 personas tienen una licencia para usar el medicamento con fines medicinales en Israel, uno de los líderes mundiales en la investigación de marihuana medicinal.

Por otro lado, Tel Aviv celebrará en tres semanas el tercer Encuentro Internacional de Innovación del Cannabis. Firmas de todo el mundo llegarán para conocer los startups científicos y agrícolas que potencian y mejoran su uso médico para cada vez más enfermedades.