Hombre de 74 años de edad es acusado de hacer que los asistentes de una iglesia se elevaran por consumir galletas con cannabis

Uno puede ir a la iglesia por varias razones – ¿Iluminación? ¿Paz? ¿Confesión? ¿Lavar tus pecados? Bueno, cualquiera que sea la razón, no creo que alguien, incluso ni en sus sueños, vaya con la intensión de ponerse un colocón de marihuana.

Pues ese fue el caso de seis miembros de una congregación en la iglesia católica St. John’s Apostle en Bloomington, Indiana. Los seis pensaron que estaban disfrutando de unas deliciosas galletas.

Un parroquiano de 74 años de edad, identificado sólo como el Sr. Jones, ahora es acusado de hacer las galletas con THC. Los congregados, de entre 12 y 70 años de edad, terminaron en la sala de emergencias local ese día, quejándose de “efectos adversos” de las galletas, que según informaron, eran inusualmente saladas.

El Sr. Jones admitió inicialmente hacer las galletas pero negó haber agregado una sustancia ilegal a ellas. Luego la policía obtuvo una orden judicial para registrar su casa y encontró una “botella naranja con cápsulas de una sustancia marrón y aceitosa, que después resultó positiva para la marihuana”. El caballero se entrego después de que se emitiera una orden de arresto. Ha sido acusado de imprudencia criminal y posesión de aceite de hash.

“Estamos orando por todos los involucrados”, dijo el padre Daniel Mahan de la iglesia. “Estamos orando por el señor Jones. Estamos rezando a aquellos que enfermaron ese domingo y estamos orando por la justicia con misericordia “.