Francia reduce el castigo por consumo de cannabis

Según The Local, el recientemente elegido presidente francés Emmanuel Macron quiere deshacerse de las penas de cárcel para los usuarios de cannabis como parte de su plan de reforma del cannabis para el país. La pena actual por posesión de cannabis es de hasta un año de prisión o el equivalente a 3.750 € en multas. “El año pasado, se descubrió que 180.000 personas estaban violando las leyes de drogas”, dijo el portavoz del gobierno francés, Christophe Castaner. “En promedio, estos casos ocupan seis horas de tiempo de la policía y la misma cantidad para el magistrado. ¿Es efectivo el sistema? No. Lo importante hoy es ser eficaces y, sobre todo, liberar tiempo para que nuestra policía pueda concentrarse más en asuntos esenciales “.

Aunque el presidente Macron no ha hecho ningún anuncio sobre la posibilidad futura de descriminalizar el cannabis, personas como Patrice Ribeiro del sindicato de policías franceses apoyan los cambios en las penas. “Es una buena idea que tiene en cuenta la realidad”, dijo Ribeiro. “La mayoría de los policías que arrestan a un usuario le dicen que tire el porro y luego que se vaya”.

Francia es uno de los seis países de la Unión Europea que califica el consumo de cannabis de delito. Sin embargo, a pesar de las normas históricamente draconianas del país sobre el cannabis, Francia es un lugar con mucho amor por la planta. Según el Observatorio francés para el consumo de drogas y la adicción, 17 millones de franceses han consumido cannabis y 700.000 dicen que lo usan diariamente. Si bien esto puede ser un pequeño paso adelante, ayudará a sacar a los franceses consumidores de cannabis de las cárceles y será un comienzo para eliminar los estigmas antiguos.