Estudio realizado en los Estados Unidos muesta que en las ciudades en las que se ha despenalizando la marihuana no ha aumentado las tasas de consumo en jóvenes, además de que han reducido las detenciones relacionadas con las drogas

En un estudio realizado en cinco estados que han despenalizado la marihuana, se descubrió que la despenalización no aumentaba las tasas de uso entre los menores en ningún estado, y conducía a una disminución masiva de los arrestos por drogas.

“Varias organizaciones de profesionales de la salud pública apoyan la despenalización del cannabis debido a los efectos adversos de las detenciones relacionadas con el cannabis y las consecuencias legales, particularmente en los jóvenes”, comienza el resumen del estudio, publicado por el International Journal of Drug Policy. “Buscamos examinar las asociaciones entre la despenalización del cannabis y las detenciones y el consumo de cannabis en cinco estados que aprobaron medidas de despenalización entre los años 2008 y 2014: Massachusetts (despenalizado en 2008), Connecticut (2011), Rhode Island (2013), Vermont (2013) y Maryland (2014) “.

Los datos sobre arrestos por posesión de cannabis se obtuvieron de las estadísticas federales de delincuencia; los datos sobre el consumo de cannabis se obtuvieron a partir de los resultados de la Encuesta sobre Conducta de Riesgo Juvenil (YRBS por sus siglas en ingles), años 2007-2015. Usando un marco de regresión de “diferencia en diferencia”, los investigadores “compararon las tendencias en los estados de despenalización con las de los estados que no adoptaron cambios importantes en las políticas durante el período de observación”.
Según el estudio, la despenalización se asoció con una reducción del 75% en la tasa de arrestos relacionados con las drogas para jóvenes con efectos similares observados en arrestos de adultos. La despenalización “no se asoció con ningún aumento en la prevalencia de consumo de cannabis en cualquiera de los estados de despenalización individuales”.

El estudio concluye afirmando que; “La despenalización del cannabis en Massachusetts, Connecticut, Rhode Island, Vermont y Maryland dio lugar a una gran disminución en los arrestos por posesión de cannabis tanto para jóvenes como para adultos, lo que sugiere que el cambio de política tuvo su consecuencia prevista. Nuestro análisis no encontró ningún aumento en la prevalencia del consumo de cannabis entre los jóvenes durante el período de observación “.

El estudio completo, realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, la Universidad Estatal de Ohio, la Universidad de Illinois y la Escuela de Medicina de Virginia del Este, se puede encontrar haciendo clic aquí.