DIRECTORES DE CINE AMANTES DE LA MARIHUANA.

El cine es un arte que demanda pasión y disciplina no sólo de la persona a quien se le ocurre la idea para una película, sino de todos aquellos que contribuyen a materializar y plasmar a la perfección esa idea.

Guionistas, productores, camarógrafos, actores, ingenieros (luz, sonido, etc.) gente de vestuario, diseño de personajes, escenógrafos, FX, y por supuesto, los directores, quienes se encargan de guiar a todas estas personas, de darle una estructura y sentido a la historia que van a contar. Son los que nos llevan casi de la mano por los caminos que trazaron por un sendero de sueños y anhelos.

Por supuesto, un atributo que todo director debe de tener de entre todas sus virtudes, es el de ser visionario; pero ¿qué pasa cuando la visión de un artista está ligeramente (o demasiado) viciada por el humo de un buen porro de marihuana? ¿Qué resultados se obtienen cuando un artista considerado genio recurre a ciertos recursos para ampliar su rango de visión y llevar sus obras a planos aún más arriesgados e interesantes?

A continuación, te presentamos a algunos directores de cine quienes han confesado que en algún momento de su carrera, no sólo han consumido marihuana, también admiten ser amantes de ella.

FRANCIS FORD COPPOLA.

Películas que tienes que ver: The Goodfather, Apocalypse Now, Drácula.

El oriundo de Detroit, Michigan y seis veces ganador del premio de La Academia, llegó a declarar en su momento que, allá en los lejanos y psicodélicos años ’70, mientras se encontraba filmando Apocalypse Now, se volvió costumbre consumir marihuana. Dennis Hopper (otro fanático del weed) era quien lo acompañaba normalmente en sus momentos de esparcimiento.

-Comencé a fumar con más frecuencia mientras filmábamos Apocalypse Now en Filipinas en el ’77. Era como estar en Vietnam: había mucha hierba por todas partes todo el tiempo y todo el mundo se hinchaba.-

FRANCIS FORD COPPOLA

Cinéfilos, ¿No sienten que han escuchado algo así en alguna película?

JOEL DAVID COEN

Películas que tienes que ver: Fargo, The Big Lebowski, Burn After Reading.

El mayor de los legendarios Hermanos Coen ha estado involucrado en el mundo de la marihuana gracias a la actriz Frances McDormand (esposa de Coen, por cierto). McDormand es una activista Pro Cannabis y ha llegado a aparecer en la prestigiosa revista High Times. Los vecinos de la feliz familia (saben a lo que me refiero con Feliz) llegaron a hacer algunas interesantes declaraciones sobre la afición a la marihuana por parte de los Coen y todo esto quedó plasmado en el libro Sexo, mentiras y Hollywood de Peter Biskind, el cual, les recomendamos echarlo un vistazo para descubrir un poco más de esta historia.

QUENTIN TARANTINO.

Películas que tienes que ver: Reservoir dogs, Pulp Fiction, Inglourious Basterds.

Parece demasiado obvia la aparición del aclamado escritor y director en este listado, puesto que, en la mayoría de sus trabajos, las drogas son un elemento recurrente. Hay muchas anécdotas que rodean a Tarantino y la marihuana (casi tantas como las referencias cinematográficas que él ha dicho que existen Kill Bill), como aquella que dice, que el dialogo de inicio en Pulp Fiction es en realidad en las experiencias del director mientras se encontraba quemando en una cafetería en Ámsterdam. Sin embargo, Tarantino ha asegurado nunca consumir marihuana mientras se encuentra en filmaciones:

-Soy un profesional. Es la verdad. Brad (refiriéndose a Brad Pitt) no fuma cuando actúa, ni yo fumo cuando estoy en rodaje.-

QUENTIN TARANTINO.

¿Le creeremos?

OLIVER STONE.

Películas que tienes que ver: Scarface, Natural Born Killers, Platoon.

A diferencia de los personajes que han desfilado en este particular listado, Stone estuvo involucrado en el consumo de marihuana desde mucho antes de su incursión en el cine (y hasta la fecha, pues  ha sido detenido por posesión en algunas ocasiones). El guionista y director tuvo participación en la guerra de Vietnam que lo dejaría marcado de por vida. Sea lo que sea que haya visto en el campo de batalla, esto es notable en su trabajo sin duda alguna ¿se imaginan cuantas de las escenas que hemos visto en sus películas bélicas han sido inspiradas en lo que él vivió?

-No me cuesta reconocerlo. Si no hubiera sido por la hierba y por la música, nunca hubiese vuelto vivo de Vietnam-

OLIVER STONE.

 

Por supuesto, estos son sólo algunos ejemplos superficiales de cientos y cientos de cineastas que se han atrevido a admitir su gusto por la marihuana y si hay algo que todos estos directores tienen en común, es que han sido considerados genios del séptimo arte. ¿Tendrá algo que ver la marihuana en todo esto?

Si ustedes conocen alguna otra historia de estos o algunos otros directores, no olviden compartirla con todo el mundo.