Corea del Norte está atrayendo turistas debido a su hierba barata

Corea del Norte no tiene exactamente una reputación internacional de ser muy tolerancia. Pero tal vez hay algo que miles de turistas están empezando a descubrir. La hierba es increíblemente barata en esté país. Y eso está atrayendo a un número impactante de turistas.

¿Es Corea del Norte un nuevo paraíso cannábico?

No se deben buscar soluciones donde el problema no existe, reza un dicho popular. Y esa es la política en Corea del Norte respecto de la marihuana. Al contrario de lo establecido por la ley internacional, Corea del Norte no considera a la marihuana y el opio como drogas. Entonces, su cultivo, venta y consumo no están penalizados.

Los agricultores de las zonas rurales a lo largo de la frontera con Rusia y China viven en extrema pobreza. Así que para ganar algo de dinero, han recurrido a la venta de marihuana a precios de ganga. Según un informe de The Sun, 1 kilo de cannabis se puede comprar por £ 3libras. Sí, has leído bien. Eso puede parecer muy poco. Sin embargo, los agricultores de Corea del Norte se están ganando una vida digna del comercio de cannabis.

Corea del Norte es una dictadura que constantemente esta cometiendo terribles violaciones de derechos humanos. Así que no es un paraíso y realmente tampoco es el mejor lugar para el turismo de cannabis. Sin embargo, eso no impide a miles de turistas, principalmente a su vecinos los chinos, compran grandes cantidades de cannabis y regresar a casa para venderlo y obtener increíbles ganancias.

El hecho de que los agricultores pueden hacerse ricos con la venta de marihuana a extranjeros rusos y chinos es algo nuevo. De hecho, el cannabis es visto como algo muy normal en Corea del Norte desde hace muchos siglos. Debido a que los norcoreanos ven el cannabis como totalmente ordinario, no lo clasifican como un narcótico ilícito a diferencia de muchos otros países. Y puesto que viven en absoluto aislamiento del resto del mundo, la mayoría de la gente ni siquiera sabe que es considerada ilegal y perjudicial en otros lugares.

Sin embargo, en Corea del Norte, el cannabis se clasifica como una “cosecha de semillas oleaginosas”. Debido que a principios de los años 80, el ex líder supremo Kim Il-sung alentó el cultivo de marihuana para resolver una escasez de aceite de cocina. Desde entonces, los norcoreanos han estado cultivando cannabis, o lo que ellos llaman yeoksam, legalmente.

Algunas personas de esa generación todavía cultivan cannabis para producir aceite de cocina. Para otros, es una fuente sostenible de alimento para animales de granja como conejos. Hoy en día, la mayoría de los agricultores reconocen su valor monetario y cultivan cannabis para su venta. Según las historias de personas que han desertado del régimen de Corea del Norte, la planta es tan frecuente, que la mayoría de la gente piensa que es totalmente normal. El cannabis crece al aire libre en un clima ideal y se puede encontrar prácticamente en todas partes.