Consumo De DMT Ayuda A Generar Nuevas Neuronas, Mejorar La Memoria Y El Aprendizaje

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en la revista Translational Psychiatry, el DMT puede mejorar la memoria y el aprendizaje espacial promoviendo el crecimiento de nuevas neuronas en el cerebro.

Conforme avanza el campo de la investigación sobre psicodélicos terapéuticos, diversos estudios han informado de que la ayahuasca, un brebaje a base de plantas que se utiliza con fines rituales en América del Sur, puede tratar eficazmente la depresión y otros problemas de salud mental. La N,N-dimetiltriptamina (DMT), el principal ingrediente psicodélico de la ayahuasca, ha intrigado a los científicos durante décadas porque se encuentra tanto en el mundo vegetal natural como en el cuerpo de los seres humanos y otros animales.

Para obtener más información sobre el DMT y su potencial uso terapéutico, un equipo de investigadores españoles y holandeses llevaron a cabo un estudio en ratones para descubrir exactamente cómo este compuesto afecta al cerebro. Los investigadores extrajeron muestras de tejido de los cerebros de 24 ratones sanos y trataron la mitad de estos cultivos con DMT. En el transcurso de una semana, los investigadores observaron la tasa de crecimiento de las células nerviosas en cada muestra.

Los autores del estudio encontraron que las células cerebrales tratadas con DMT experimentaban neurogénesis, o «el proceso de generar nuevas neuronas funcionales». En las muestras tratadas con DMT, los investigadores descubrieron un aumento en las tasas de crecimiento de varias células diferentes que están involucradas en la creación de nuevas neuronas. «En conclusión, este estudio muestra que el DMT presente en la infusión de ayahuasca promueve la neurogénesis al estimular la expansión de las poblaciones de progenitores neuronales», explican los autores.

Los investigadores también llevaron a cabo un experimento adicional in vivo para determinar si el DMT podría tener un impacto activo en la memoria o en el aprendizaje espacial. El estudio informa de que los ratones que se habían inyectado DMT cuatro días antes del experimento pudieron escapar de un laberinto lleno de agua más rápidamente que los ratones que no habían recibido ninguna droga. Estos resultados llevaron a los autores a concluir que «la estimulación neurogénica observada después del tratamiento con DMT se correlaciona con una mejora en el aprendizaje espacial y las tareas de memoria in vivo».

Aunque el estudio se realizó sólo en ratones, los hallazgos sugieren que el DMT y la ayahuasca podrían potencialmente tratar condiciones neurológicas y psicológicas en humanos. Los efectos neurogénicos del DMT podrían ayudar a revertir la degradación de las células nerviosas en el Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas. La neurogénesis también se ha relacionado con el aumento de la plasticidad neural, o la capacidad del sistema nervioso para adaptarse a los cambios ambientales, y otros estudios han encontrado que el aumento de la neuroplasticidad puede ayudar a las personas a reducir los sentimientos de depresión o ansiedad.

«La estimulación de los nichos neurogénicos del cerebro adulto puede contribuir sustancialmente a los efectos antidepresivos de la ayahuasca en estudios clínicos recientes», concluyeron los autores. «La versatilidad y la completa capacidad neurogénica del DMT garantizan futuras investigaciones sobre este compuesto. Además, su capacidad para modular la plasticidad del cerebro indica su potencial terapéutico para una amplia gama de trastornos psiquiátricos y neurológicos, entre los que se encuentran las enfermedades neurodegenerativas».

Con información de Merry Jane