«Conductora Intoxicada» Afirma Que Le Dieron Un Sándwich De Metanfetamina

Una mujer de Arkansas que no pasó las pruebas de sobriedad durante una parada de tráfico afirma que su hermano le dio un «sándwich de metanfetamina».

Elizabeth Marie Catlett, de 29 años, fue detenida por conducir sin faros a las 6:30 de la mañana del domingo 6 de octubre. Los policías procedieron a realizar un registro, sospechando de la conductora debido a su actitud nerviosa y un olor a marihuana.

Los oficiales de policía hallaron encontraron marihuana en los bolsillos de la sospechosa a lo que ella respondió que no le pertenecían y que alguien más las había puesto allí. También declaró que, si no superaba una prueba de sobriedad, sería porque su hermano «le dio de comer un sándwich contaminado con metanfetamina».

Después de que Catlett fallara tres pruebas de sobriedad, también afirmó que su hermano pudo haber drogado su bebida mientras ella lo visitaba en el hospital. Cuando se le preguntó si su hermano hacía este tipo de cosas a menudo, ella respondió que sí.

Según los documentos policiales obtenidos por The Sentinel-Record, Catlett salió de la visita al hospital sintiéndose como «cuando usaba metanfetamina». Sin embargo, la policía descubrió que Catlett tenía manchas y daños en los dientes consistentes con el «uso frecuente de narcóticos».

Los agentes recuperaron del asiento del conductor un contenedor de plástico con trozos adicionales de papel que contenía metanfetamina. También descubrieron un contenedor de plástico similar que contenía bolsas y trozos de papel con metanfetamina en un bolso detrás del asiento del conductor.

Además, el pasajero de 33 años, Don Russell Furr, informó a la policía que había «ICE» y un «batido de metanfetamina» dentro de la guantera del vehículo. Furr también admitió que habían tomado metanfetamina antes de la visita al hospital.

Catlett -que no tenía antecedentes penales- fue detenida poco después de las 6:30 de la mañana, donde fue acusada de posesión de metanfetamina con el propósito de distribuirla, un delito castigado con un máximo de 10 años de prisión. También fue acusada de cuatro cargos de posesión de parafernalia de drogas – castigada con una pena de prisión de hasta seis años – así como de un delito menor de conducir en estado de ebriedad.

Furr fue arrestado y acusado de los mismos delitos que Catlett. Como un criminal condenado anteriormente, Furr fue retenido con una fianza de $13,500 mientras que Catlett fue retenido con una fianza de $14,500. Ambos individuos se presentarán en la Corte de Distrito del Condado de Garland el lunes, 14 de octubre.