Cocaína, Heroína, Cannabis y Éxtasis Dejan De Ser Sustancias Dopantes En El Deporte

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) ha decidido reducirá las sanciones a los deportistas si se detecta la ingesta de alguna de estas sustancia fuera de la competición, la medida entra en vigor el 1 de enero de 2021.

El 7 de abril de 1991, Diego Armando Maradona fue suspendido 15 meses en la Liga italiana de fútbol por haber consumido cocaína antes del partido Nápoles-Bari, este suceso provocó un escándalo sin precedentes en el mundo del fútbol y de el deporte en general. Tres años después, cuando se encontraba concentrado con la selección Argentina para el Mundial de Estados Unidos 94 volvió a dar positivo por cocaína y fue expulsado del campeonato del mundo.

Maradona no es la única figura del fútbol que que ha consumido cocaína, otros astros de este deporte también han hablado públicamente sobre sus hábitos de consumo de esta sustancia. Después de décadas de perseguir con escaso éxito el consumo del polvo blanco entre deportistas por fin hay resultados.

El código de la Agencia Mundial de Dopaje (AMA) actualizado que entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2021, contempla que las drogas recreativas, como son la cocaína, el cannabis, el éxtasis o la heroína, pasan a ser consideradas “sustancias de abuso” y no dopantes, lo que supondrá una reducción sustancial del periodo de inhabilitación del deportista siempre que el positivo se detecte fuera de competición.

Las drogas recreativas serán siendo consideradas sustancias prohibidas, pero el castigo irá en esos casos de uno a tres meses si no guarda relación con el rendimiento deportivo.

“Si el deportista puede demostrar que cualquier ingesta o uso ocurrió fuera de competición y no guardaba relación con el rendimiento deportivo, el periodo de inhabilitación será de tres meses. Asimismo, el periodo de inhabilitación antes previsto podrá reducirse a un mes si el deportista u otra persona demuestra que ha seguido de manera satisfactoria un programa contra el uso indebido de sustancias aprobado por la organización antidopaje encargada de la gestión de resultados”.