Cada Vez Más Personas Recurren A Los Psicodélicos Para Mejorar Su Salud Mental

Una encuesta realizada en 25 países a 110,000 individuos que respondieron a varias preguntas centradas en su consumo de drogas, encontró que aproximadamente el 6% de los encuestados utilizaba psicodélicos para tratar sus problemas de salud mental y sus problemas emocionales. Esta cifra representa un aumento significativo respecto a cifras de años anteriores arrojados por la misma encuesta, destacando que el aumento más importante se dio durante los últimos 12 meses (2020). La encuesta descubrió que las drogas más utilizadas por el porcentaje que representaba unos 6,500 individuos, eran la ketamina, la psilocibina, el MDMA y el LSD.

El Informe Mundial sobre las Drogas 2020 incluyó ejemplos de personas que tomaban microdosis de hongos de psilocibina o LSD por su cuenta, así como casos en los que los psicodélicos se consumían de forma no regulada pero bajo la atenta mirada de otra persona. Se descubrió que los supervisores en cuestión eran en su mayoría parejas o amigos del individuo que consumía la droga recreativa. El informe también incluía otros entornos, como grupos de curación tradicional y retiros psicodélicos.

La Dra. Monica Barratt, de la Universidad RMIT, declaró en una entrevista que la demanda de estas sustancias psicodélicas en todo el mundo por lo regular está siendo suministrada fuera de un entorno médico.

La encuesta reveló que estas sustancias se consumían sobre todo como consecuencia de la depresión, la ansiedad o problemas de pareja. Sin embargo, el duelo, consumo de otras sustancias y el trastorno de estrés postraumático también se citaron como motivos de consumo.

Los autores del informe afirmaron que estas personas recurrían a estos psicodélicos para tratar problemas de salud mental comunes que otras personas buscaban actualmente en los servicios médicos convencionales. Señalaron que los hallazgos del informe sugerían que hay muchas personas con enfermedades comunes preexistentes para las que los métodos de tratamiento actuales no eran atractivos, no eran convenientes o eran inadecuados para producir los resultados deseados.

Los encuestados también admitieron que el consumo de LSD les ayudaba a mejorar su bienestar, y el 52% de los que ingirieron el psicodélico informaron de que la mejora del bienestar era su principal razón para consumir la sustancia. Otro motivo importante fue la ayuda para hacer frente a una determinada preocupación o inquietud.

Mejorar el bienestar fue también la razón principal de los encuestados que admitieron haber consumido hongos de psilocibina, mientras que otras razones fueron citadas como obtener un descanso de una condición psiquiátrica y lidiar con preocupaciones. De los encuestados que admitieron haber usado psicodélicos como método de autotratamiento, el 4% admitió haber acudido también a urgencias.

Los autores del informe también señalaron que cuanto más larga fuera la espera para poner en marcha estos tratamientos a través de los servicios clínicos, mayor sería el riesgo de que las personas vulnerables se vieran tentadas a obtener estas drogas en situaciones que conllevaban un posible mayor riesgo de daño.

El impulso para cambiar el estatus legal de los psicodélicos está siendo ayudado por muchas empresas que están trabajando duro para desarrollar medicamentos a partir de estas sustancias.