Aumentó El Consumo De LSD Desde Que Trump Gobierna EEUU y El COVID-19 Disparó Ese Aumento

El uso de LSD ha estado en alza desde que Trump se convirtió en presidente de los Estados Unidos, se ha visto que su consumo aumento en un enorme 56% sólo en los últimos 3 años.

Andrew Yockey de la Universidad de Cincinnati tiene algunas estadísticas interesantes para compartir, con Scientific American escribiendo una historia titulada «Los americanos incrementan el uso de LSD-y una perspectiva sombría para el mundo puede ser la culpable».

Andrew Yockey, un candidato a doctorado en educación de la salud en la Universidad de Cincinnati y autor principal del artículo explica: «El LSD se usa principalmente para escapar. Y dado que el mundo está en llamas, la gente podría estar usándolo como un mecanismo terapéutico. Ahora que COVID ha impactado, diría que su uso probablemente se ha triplicado».

El artículo explica que el uso del LSD ha aumentado desde que el Trump ganó las elecciones de 2016, su uso se ha incrementado en un 56% en los últimos 3 años. Las estadistas también mostraron que el uso entre personas que tienen títulos universitarios aumento un 70%, un 59% en personas de 26 a 34 años, un gigantesco aumento del 223% con personas de 35 a 49 años, y un 45% de aumento en esos 50 años y más.

Por otra parte, es probable que una revolución de la contracultura impulsada por las drogas a nivel de los años sesenta no se extienda a la nación en un futuro próximo; el número de estadounidenses que consumen LSD en un año determinado sigue siendo inferior al 1 por ciento del total de la población adulta. «El LSD es mucho menos popular hoy en día que a finales de los años 60 y 70», dice Joseph Palamar, un investigador de drogas de la Universidad de Nueva York Langone Health, que no participó en el nuevo estudio. A finales de la década de 1970, por ejemplo, dice Palamar, el 10 por ciento de los estudiantes de último año de secundaria informaron haber usado alguna vez LSD, en comparación con el 6 por ciento actual.

De manera similar a la psilocibina los usuarios recreativos de LSD pueden recurrir a la droga no sólo para escapar sino también «para comprender la plena capacidad de sus mentes y mejorar su bienestar», dice David Nutt, neuropsicofarmacólogo del Imperial College de Londres, que tampoco participó en el estudio. Sin embargo, el LSD suele ser más fácil de adquirir que la psilocibina, y también es más fácil de transportar que una bolsa de hongos.

«El LSD podría ser la panacea para la ansiedad y otros trastornos psicológicos», dice Yockey. «Pero como droga de la Lista I, hay tanta burocracia detrás que algunos investigadores con los que he hablado y que quieren investigar el LSD dicen que ni siquiera vale la pena».

Yockey pide una despolitización del LSD, lo que permitiría estudiar su potencial terapéutico y sus efectos en los usuarios recreativos. Al mismo tiempo, dice, los esfuerzos para reducir el consumo de drogas deberían centrarse en sustancias más nocivas como la metanfetamina, la cocaína y el fentanilo, que también parecen estar en aumento. «Estas drogas pueden matarte, el LSD no puede», «Necesitamos rectificar nuestros mensajes».