Adultos Mayores Que Consumen Marihuana Se Ejercitan Más Que Los No Consumidores: Estudio

Históricamente, los consumidores de cannabis han sido presentados en los medios de comunicación y en las películas como perezosos e improductivos. Este estereotipo del «marihuano flojo» era, y en muchos sentidos sigue siendo, una idea muy popular en la sociedad, lo que es lamentable.

El hecho es que la cannabis puede formar parte de un estilo de vida activo y saludable, como lo demuestra el creciente número de atletas profesionales que se revelan como ávidos consumidores de cannabis.

Campeones olímpicos como el nadador Michael Phelps y la estrella del atletismo Usain Bolt han consumido cannabis en el pasado, y tal vez lo sigan haciendo, y son dos de los mejores atletas de la historia.

Las personas mayores de todo el mundo tienden a ser menos activas que los jóvenes por diversas razones, entre las que destaca el desgaste del cuerpo humano que se produce con el paso del tiempo.

Un nuevo estudio exploró la relación entre el uso de la cannabis y las tasas de ejercicio de las personas mayores, y lo que los investigadores encontraron es muy interesante.

Al comparar los hábitos de salud y acondicionamiento físico de consumidores de cannabis de edad avanzada con no consumidores, se comprobó que los consumidores de cannabis de 60 años o más tienen más probabilidades de llevar una vida más saludable que los no consumidores del mismo grupo de edad.

«En comparación con los adultos mayores que no consumen», dice el estudio, de la Universidad de Colorado en Boulder, «los adultos mayores consumidores de cannabis tenían un [índice de masa corporal] más bajo al comienzo de un estudio de intervención de ejercicio, realizaban más días de ejercicio semanal durante la intervención, y participaban en más actividades relacionadas con el ejercicio al final de la intervención».

En otras palabras, los adultos de más de 60 años que consumían marihuana no sólo estaban en general en mejor forma que sus compañeros que se abstenían de consumir cannabis, sino que también respondían mejor a un «ensayo de intervención de ejercicio» de cuatro meses asignado, que es esencialmente un régimen de actividad física prescrito por un médico.

El equipo de investigadores concluyó: «Estos datos preliminares sugieren que el estado actual de consumo de cannabis no se asocia con un impacto negativo en la aptitud física y los esfuerzos por aumentar el ejercicio en los adultos mayores sedentarios».

«Estos hallazgos sugieren que podría ser más fácil para los adultos mayores que aprueban el uso de cannabis aumentar y mantener su conducta de ejercicio, potencialmente porque los consumidores de cannabis tienen un menor peso corporal que sus pares que no lo usan», escribieron los autores del estudio, un equipo del Departamento de Neurociencia y Psicología de la CU. «Como mínimo, la evidencia sugiere que el uso de cannabis no obstaculiza la capacidad de los adultos mayores de realizar actividad física, de participar en un programa de ejercicio supervisado o de aumentar su estado físico como resultado de la actividad física».