10 Años De Cárcel A Policía Que Tenia Un Laboratorio De Drogas En Su Casa

Christopher Walls, exoficial de policía de Long Branch, Nueva Jersey fue sentenciado a 10 años de prisión por dirigir un laboratorio de metanfetamina en su casa.

La jueza del Tribunal Superior estatal Jill G. O’Malley, sentenció a 10 años a Walls, diciendo que este había traicionó su juramento, su insignia, su hermandad y su familia al fabricar una droga poderosamente adictiva en el cobertizo del patio de su casa y en el sótano.

Walls, de 51 años, quien había sido un veterano de 19 años del Departamento de Policía de Long Branch, tenía un sueldo de $125,531 más todos los beneficios laborales que vienen con ese puesto, sin embargo, desde el 2019 (aseguró la fiscalía), comenzó a fabricar drogas en su vivienda.

La esposa del expolicía lo entregó a las autoridades

Su laboratorio para drogas fue descubierto el año pasado, cuando agentes policiales acudieron a una llamada por una disputa doméstica en su casa. Al llegar, su esposa les reveló lo que estaba pasando.

Además del laboratorio, la policía descubrió libros sobre la fabricación de drogas y una caja para armas abierta. En su interior se encontraron 6 armas de fuego, 8 cargadores de alta capacidad y municiones.

El 17 de noviembre Walls se declaró culpable de crear un riesgo generalizado de lesiones, un delito de segundo grado que conlleva una pena de prisión de cinco a 10 años, y la fabricación de metanfetamina, delito de tercer grado que conlleva una pena de prisión de hasta cinco años.

El acuerdo de culpabilidad de Walls requería una sentencia de prisión estatal de 10 años sin posibilidad de libertad condicional antes de cumplir dos años. El acuerdo también exigía su pérdida permanente de la función pública, así como la pérdida de sus armas de fuego y su tarjeta de identificación de armas de fuego y su permiso para portarlas.